Prótesis en 3D que cambian el rumbo de vidas

Grandes y pequeños podrán cambiar el rumbo de sus vidas con La Fundación Materialización 3D, organización francocolombiana que enseña cómo utilizar la impresión 3D a personas en condición de discapacidad por amputación y que ellos mismos tengan la posibilidad de fabricar sus propias prótesis para mejorar su calidad de vida.

El lanzamiento en la ciudad de Bucaramanga se realizó entre los días 1 – 2 de septiembre donde ellos mostraron la prótesis que fabricaron y compartieron con profesionales, estudiantes universitarios y público en general en el Tecnoparque SENA de Bucaramanga.

El objetivo de esta Fundación, es imprimir estas prótesis y entregarlas a los niños y a las personas discapacitadas de escasos recursos y poderlos apoyar en sus procesos de reintegro a la sociedad.

Está Fundación, viene realizando un trabajo desde el 2014 y ha beneficiado a más de 40  chicos con este tipo de elementos protésicos y la idea es abrir nodos en otras ciudades para poder atender directamente a las personas regionalmente.

Jhon Deivy Pérez, Ingeniero de Sistemas y encargado de ello en Bucaramanga, hablo con mucho orgullo sobre el lanzamiento de la Sede en Santander, del apoyo fundamental de Tecnoparque Sena  y de la facilidad que tienen las personas de adquirirlas de manera gratuita este instrumento.

Así surgió la idea

Este tema  surge de crear espacios en toda Colombia donde las personas en condición de discapacidad se capaciten para que ellos mismos fabriquen sus elementos protésicos, construyan impresoras 3D y diseñen un modelo de negocio que les permita generar un ingreso económico al vender servicios que involucren la impresión 3D.

Hasta el momento, han sido capacitadas cerca de 30 personas quienes inauguraron en 8 ciudades de Colombia esta creación Adicionalmente, y como aporte para la construcción de la paz, capacitamos, de la misma manera, a soldados que han sufrido una amputación por causa de la guerra.

Beneficiario

Para Pedro Alfonso Alonso, el primer beneficiario de esta idea que llegó a Bucaramanga para cambiar vidas, fue una experiencia maravillosa ya que su condición le quito oportunidades laborales y tuvo que pasar necesidades.

“Me siento contento porque la verdad la estaba necesitando, debido a mi  condición económica desde hace cuatro años no tengo prótesis y estuve realizando la gestión por otros medios pero nunca se me dio la oportunidad. Gracias a esta Fundación hoy tengo la bendición en mis manos, estoy enormemente agradecido”, manifestó Pedro.

Bibliografia
https://www.elfrente.com.co/web/index.php?ecsmodule=frmstasection&ida=56&idb=103&idc=14954